logo

Semana de concientización de la Sordera

Del 15 al 21 de mayo de 2017 se realizó la semana de concientización acerca de la sordera.

Nosotros que trabajamos con sonido ¿Hablamos del tema?
Tendemos a pensar en nuestros ojos, vamos al oftalmólogo, nos hacemos anteojos ¿pero con el oído?

¿Cuánto nos ocupamos de nuestros oídos?

Pérdida de audición

  •  A partir de los 30 años de edad las personas comienzan a perder la audición. Más del 50% de las personas que tienen más de 60 años tiene algún grado de pérdida de audición.

La mayoría de las personas gradualmente perdemos la audición como parte del proceso de envejecimiento. Pero la pérdida de la audición puede ser el resultado de daños en la parte auditiva del cerebro, una infección o inflamación del oído medio (generalmente causada por infección viral o bacteriana), o la exposición prolongada y repetida a ruidos fuertes (ya sea en el trabajo o al escuchar música fuerte).

  • Muchas personas se limpian los oídos constantemente desechando la cera, pero la cera es un elemento fundamental para mantener los oídos limpios.

La cera del oído es importante, ayudando a mantener lejos los escombros, como el pelo y la suciedad. El exceso de cera se elimina naturalmente principalmente a través del movimiento de la mandíbula.
Los bastones de algodón o meter cosas en el oído como puntas de servilletas o cosas similares son perjudiciales y ponen en riesgo el oído ya que al utilizarse, el canal auditivo puede bloquearse o infectarse.

Algunas posibles causas de la sordera

  • Algunos antibióticos aminoglucósidos, utilizados para tratar infecciones muy graves y potencialmente mortales, por desgracia tienen altos vínculos con la pérdida de la audición, que puede variar de leve y temporal a permanente y grave.
  • El ruido fuerte causa daño a las pequeñas células capilares que son parte integral de la audición. Cuanto más alto sea el ruido, y cuanto más tiempo se esté expuesto a él, mayor será el daño. Este tipo de pérdida de audición es irreversible.
  • Enfermedades como las paperas, el sarampión, meningitis pueden afectar el oído interno y el nervio auditivo.
  • Las causas congénitas pueden determinar la pérdida de audición en el momento del nacimiento o poco después. La pérdida de audición puede obedecer a factores hereditarios y no hereditarios, o a complicaciones durante el embarazo y el parto.

Algunos datos para tener en cuenta

  • 360 millones de personas en todo el mundo padecen pérdida de audición discapacitante, de las cuales 32 millones son niños.
  • El 60% de los casos de pérdida de audición en niños se deben a causas que se pueden prevenir.
  • 1100 millones de jóvenes (entre 12 y 35 años de edad) están en riesgo de padecer pérdida de audición por su exposición al ruido.
  • Las intervenciones destinadas a prevenir, detectar y tratar la pérdida de audición no son caras y pueden resultar muy beneficiosas.
  • La situación de las personas que padecen pérdida de audición mejora gracias a la detección temprana, a la utilización de audífonos, implantes cocleares y otros dispositivos de ayuda, así como con el empleo de subtítulos, el aprendizaje del lenguaje de signos y otras medidas de apoyo educativo y social.

Diferencias entre la pérdida de audición y la sordera

Se habla de alguien que sufre pérdida de audición cuando no es capaz de oír tan bien como una persona cuyo umbral de audición en ambos oídos es igual o superior a 25dB. La pérdida de audición puede ser leve, moderada, grave o profunda; puede afectar a uno o ambos oídos y entraña dificultades para oír una conversación o sonidos fuertes.

Las personas ‘duras de oído’ son personas cuya pérdida de audición es entre leve y grave. Por lo general se comunican mediante la palabra y pueden utilizar como ayuda audífonos, implantes cocleares y otros dispositivos.

Las personas sordas suelen padecer una pérdida de audición profunda, lo que significa que oyen muy poco o nada.

Algunos consejos para prevenir la pérdida de audición

  • Si trabajas en un ambiente ruidoso asegúrate de que cuentas con protección auditiva. Los niveles de ruido por encima de 105dB pueden dañar la audición si son soportados por más de 15 minutos cada semana. Sin embargo, los niveles más bajos, como entre 85dB y 90dB también pueden causar daños permanentes si uno está expuesto a ellos durante muchas horas todos los días. Como ejemplo el nivel de ruido de una motosierra es 115-120dB y una carretilla elevadora es 90dB.
  • La regla del 60×60. Al escuchar música, intente bajar el volumen – por debajo de 89dB – y reduzca el tiempo de escucha. La regla 60×60: 60% del volumen máximo del dispositivo durante no más de 60 minutos al día.
  • En lugares con música en vivo, clubes, o festivales es importante ir a zonas de descanso donde el ruido no esté muy fuerte o utilizar tapones para los oídos.
    Se debe tomar al menos 16 horas de descanso antes de que los oídos puedan recuperarse después de pasar dos horas con un nivel de sonido de 100dB.
  • Comprar buenos auriculares. Invertir en unos buenos auriculares semi-cerrados que por un lado nos dejen disfrutar de la música pero que a su vez no cancelen todo el sonido del exterior. Siempre es mejor utilizar auriculares semi-cerrados que intrauriculares.
  • Bajar los decibeles. El nivel recomendado sonoridad es inferior 89dB. Alguien hablando normalmente mide alrededor de 60dB, y alguien gritando a medidas 80dB – para que puedas ver que no toma mucho decibelio someterse a niveles de ruido peligroso.

Algunas preguntas para hacernos

1. ¿Tienes problemas para escuchar las conversaciones y tienes que pedir a la gente que repita lo que han dicho?

2. ¿Otras personas comentan que el sonido de tu TV o la forma en la que escuchas música es demasiado alto?

3. ¿Encuentra las conversaciones telefónicas particularmente difíciles?

4. ¿Encuentras ambientes ruidosos estresantes y te resulta difícil escuchar lo que dicen las personas cercanas a ti?

5. ¿Te encuentras confiando en la lectura de los labios o en los gestos para tratar de resolver lo que se dice?

6. ¿Escuchas zumbidos o silbidos en tus oídos?

Si contestas afirmativamente a algunas de estas preguntas consulta con un médico de la audición lo antes posible, este problema puede ser temporal pero cuanto antes lo atiendas es mejor.

Aquí puedes realizar un test de audición que te puede ser de utilidad; ten en cuenta que este test no reemplaza el examen realizado por un médico profesional. TEST DE AUDICIÓN

 

Deja un comentario