Los indeseados

“Mi principal preocupación, ya sea que puedas analizarlo o no, es emocional: hay un impacto que trato de lograr por estos medios” – Conlon Nancarrow.

2018 quién lo diría.
Ante la sarta de estupideces vertidas por el actual presidente de los Estados Unidos Donald Trump y su doctrina de tolerancia cero en donde todo inmigrante indocumentado es considerado un delincuente y se le procesa judicialmente como tal, es un buen momento para recordar al compositor Conlon Nancarrow.

Los indeseados por el gobierno norteamericano han sido muchos en distintas épocas y bajo distintos títulos, incluso los propios ciudadanos estadounidenses muchas veces fueron los indeseados. Es el caso del compositor Conlon Nancarrow un extraño personaje nacido en Arkansas en 1912 quien emigró a México en 1940 y se convirtió en ciudadano mexicano en 1955.

Estudio de Conlon Nancarrow en México

 

Conlon Nancarrow era miembro del Partido Comunista y cuando estalló la Guerra Civil Española se unió a la Brigada Internacional Abraham Lincoln” para luchar contra el régimen de Franco. 

A su regreso a Nueva York en 1939 trabajó como compositor y crítico para la revista Modern Music; por esta época quiso renovar su pasaporte pero el gobierno de los Estados Unidos se lo impidió debido a las  opiniones de Conlon Nancarrow abiertamente socialistas. En 1940 el compositor decidió mudarse a la ciudad de México.

Fue aquí dónde creó una de las obras más innovadoras para pianola. Nancarrow fue el primer compositor en aplicar sistemáticamente las teorías del compositor estadounidense Henry Cowell, quien en su libro New Musical Resources de 1930 sugirió la idea de usar un piano mecánico para reproducir estructuras rítmicas complejas basadas en la idea de que las frecuencias sonoras y rítmicas pertenecen a un mismo ámbito constructivo.

Con esta idea Nancarrow comenzó a desarrollar partituras tan complejas que eran casi imposible de ser ejecutadas a la perfección por un ser humano; fue así que buscó un instrumento capaz de reproducir mecánicamente sus partituras y se encontró en 1947 en las calles de Nueva York comprando una perforadora manual hecha a medida que le permitiese perforar los rollos de una pianola.

La pianola era el instrumento musical perfecto para la extrañas partituras de Nancarrow; ya que incorporaba al mecanismo del piano elementos mecánicos y neumáticos que permitían la reproducción automática de las partituras perforadas en un rollo de papel.

La perforadora de Conlon Nancarrow era una adaptación de las perforadoras convencionales usadas en la producción de rollos para pianola, lo que resultaba en un trabajo muy minucioso de extrema lentitud. A su vez Nancarrow adaptó pianolas ampliando el rango dinámico, cubriendo algunos de los martillos con cuero y otros con metal.

En su viaje a Nueva York en 1947 se dice que fue a ver una obra de John Cage Sonatas e Interludiosy que conoció a Henry Corwell quien lo había inspirado con esta nueva técnica.

Nancarrow trabajó durante muchos años aislado en un estudio perdido en la Ciudad de México, allí junto a  su perforadora de rollos desarrolló una investigación sin igual explorando la simultaneidad rítmica.

Ver las composiciones perforadas de Nancarrow nos muestra la complejidad gráfica de lo que escuchamos. La paciencia de una perforación minuciosa y delicada que podía llegar a tomar entre ocho a diez meses para lograr una partitura de unos tres o cuatro minutos.

No es fácil escuchar sus obras por la complejidad que suponen; tampoco es fácil reproducir su obra aún hoy con las computadoras a nuestra disposición. El compositor Kyle Gann, autor de una monografía esencial sobre Nancarrow, intentó procesos musicales similares con herramientas informáticas más contemporáneas con resultados menos pulcros que los de Nancarrow. 

“Tenía mucha más tecnología a mi disposición que Nancarrow, y aún no podía ejecutar la tarea tan limpiamente como él lo hizo”.

La mayoría de los trabajos que se pueden escuchar hoy en día son grabaciones realizadas por el sello alemán Wergo bajo la supervisión de Nancarrow.

Nancarrow con su esposa Yoko y su hijo Mako

 

Nancarrow murió el 10 de agosto de 1997 en la Ciudad de México; mientras escucho esta disparidad de tonos semejantes a las gotas de lluvia que corren por mi ventana recuerdo la tan preciada frase del músico e investigador Robert Willey:

“Every time Conlon punched a hole, the world got more interesting.”

Un mundo más interesante…
Los indeseados de cualquier gobierno deben convertirse en los deseados por todos, no existe nadie que no sea migrante, que no tenga en su sangre los trazos de la migración. Un mundo más interesante es un mundo más complejo como las composiciones de Nancarrow.

Aquí para escuchar una maravillosa serie de programas producidos por la estación KPFA acerca de Conlon Nancarrow:

 

Enlaces de interés:

http://conlonnancarrow.org/symposium/papers/willey/willey.htm

http://daily.redbullmusicacademy.com/2017/08/conlon-nancarrow

http://universo.math.org.mx/2015-2/Nancarrow/nancarrow.html

http://conlonnancarrow.org/nancarrow/Home.html

 

 

(Visited 16 times, 1 visits today)

Deja un comentario